IGLESIA SALUDABLE VS ENFERMA

by

EVALUANDO LA CONDICION DE LA IGLESIA

La iglesia saludable – Se enfoca en Cristo
La iglesia no saludable – Se enfoca en ella misma y en el líder -Figureo

La iglesia saludable – Depende del Espíritu Santo
La iglesia no saludable – Depende de los esfuerzos humanos

La iglesia saludable – Se basa en la Biblia
La iglesia no saludable – Se basa en tradiciones

La iglesia saludable – Enfatiza en la gracia
La iglesia no saludable – Enfatiza en las obras

La iglesia saludable – Dios recibe todo el crédito
La iglesia no saludable – Las personas reciben el crédito

La iglesia saludable – Practica el bautismo y la  la Santa Cena
La iglesia no saludable – No practica o no enfatiza estas ordenanzas

La iglesia saludable – Alienta la diversidad, las creencias de cada cual y las diferencias culturales son respetadas.
Iglesia no saludable – La conformidad es premiada, las creencias individuales y culturales son devaluadas.

La iglesia saludable – La oración es primordial
La iglesia no saludable – Se habla de la oración, pero no se practica

La iglesia saludable – La comunicación es clara y directa
La iglesia no saludable – La comunicación es velada e indirecta

La iglesia saludable – Enfatiza el arrepentimiento
La iglesia no saludable – El arrepentimiento ni se menciona

La iglesia saludable – Los miembros se siente empoderados y comparten el poder unos con otros.
La iglesia no saludable – Los miembros o los líderes usan el poder para controlar a otros.

La iglesia saludable – Cultos son dinámicos; la adoración inspira
Iglesia no saludable – Cultos sosos, predecibles y aburridos

La iglesia saludable – Se alienta el pensar y el preguntar
La iglesia no saludable – Se desalienta el pensar y el preguntar

La iglesia saludable – Es obediente a Dios
La iglesia no saludable – Complace a las personas

La iglesia saludable – Los miembros confían los unos en los otros y en los líderes, o al menos cualquier desconfianza la expresan libremente.
La iglesia no saludable – La desconfianza es evidente, apañada por la hostilidad no expresada

La iglesia saludable – Es culturalmente relevante, mientras se mantiene doctrinalmente pura
La iglesia no saludable – Es rígida en la doctrina y usa métodos anticuados.

La iglesia saludable – Tiene metas claras y específicas las cuales son compartidas por los miembros. La iglesia es guiada a cumplir metas.
La iglesia no saludable – Las metas son confusas, abstractas, y globales. Los miembros no tienen metas claras o no tienen metas.

La iglesia saludable – La mayoría de los miembros se sienten incluidos, y los que se sienten excluidos son invitados a ser más activos.
La iglesia no saludable – Muchos miembros se siente excluidos y se forman piñas, hay temor de expresar que, se sienten fuera.

La iglesia saludable – Las funciones del liderazgo son compartidas por el grupo, las personas se sienten con la libertad de iniciar actividades y ser creativos
La iglesia no saludable – Hay conflictos de poder entre los miembros y los líderes. La creatividad no es bien vista.

La iglesia saludable – Reuniones grandes y pequeños grupos para compartir
La iglesia no saludable – Grupos grandes y medianos. Grupos pequeños son vistos con recelo

La iglesia saludable – Los miembros dan su dinero generosamente ; los líderes manejan los fondos abiertamente y rinden cuentas de las finanzas.
La iglesia no saludable – Los miembros no son caritativos, los líderes no rinden cuentas, son evasivos y no rinden información financiera a sus miembros.

La iglesia saludable – La estructura de la organización es funcional y flexible . El ministerio es basado en Teocracia y en los dones .
La iglesia no saludable – La estructura de la organización es inflexible y disfuncional. El ministerio es al azar, improvisado.

La iglesia saludable – Practica el evangelismo
La iglesia no saludable – El evangelismo es raro; pocas personas se aceptan a Cristo como su Salvador.

La iglesia saludable – Coopera con otras iglesias en el ministerio
La iglesia no saludable – Se aíslan de otras iglesias, son exclusivos y sectarios

La iglesia saludable – La cohesión es grande; hay un vínculo emocional muy cerrado entre sus miembros. Los miembros comparten entre sí
La iglesia no saludable – Las divisiones existen; las personas se sienten distantes.

La iglesia saludable – Organizan ministerios para los pobres
La iglesia no saludable – No hay organización para alcanzar a los pobres

La iglesia saludable – Hombres y mujeres son libres para orar y edificar.
La iglesia no saludable – Las mujeres y las jóvenes son parcialmente excluidas en las asambleas y los grupos pequeños.

La iglesia saludable – Las relaciones de amor penetran todos los aspectos de la iglesia
La iglesia no saludable – Los miembros están distantes unos de otros.

La iglesia saludable – Se reconocen los conflictos entre los miembros o con los líderes, se discuten y se resuelven
La iglesia no saludable – Los sentimientos negativos y los conflictos son ignorados, denegados o evitados.

La iglesia saludable – Espiritualmente apasionados
La iglesia no saludable – Falta de entusiasmo, moral baja

share

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *