El problema con la excusa de “Diezmar el Tiempo”

El problema con la excusa de “Diezmar el Tiempo"
by

El problema con la excusa de “Diezmar el Tiempo”…
Por: Joe de Christian PF

Los cristianos parecen aumentar el tono de discusión, al debatir sobre el diezmo, concentrándose en temas tales como:

  1. Si el diezmo es una enseñanza o no del Nuevo Testamento.
  2. Si se debe diezmar o no mientras se pagan una deudas terrenales.
  3. Que no creen en el diezmo porque los “pastores” lo usan para sus excesos, viajes y lujos personales.
  4. Que muchos abusan de la manipulación y abuso a causa de la teología de la prosperidad, por eso no diezman.
  5. Si no quieren diezmar, usan la excusa de que “diezman el tiempo”.

Debemos tener claro lo siguiente: El concepto de “diezmar del tiempo” no procede de Dios, procede de la falta de profundidad en las vidas y de sus excusas para no honrar principios, por ende, no es un diezmo real, es un invento más del hombre para auto justificarse.

La excusas que escuchamos, pueden sonar lógicas:

  1. “Simplemente no puedo diezmar. Tengo deudas que pagar”.
  2. “Cada peso se gasta antes de que comience el mes.”
  3. “Si Dios es Dios, no necesita de mi dinero.”
  4. “¿No entendería Dios si tuviera que diezmar mi tiempo en vez de mi dinero?”

Aunque suenen lógicas, todas las excusas anteriores, ese mismo es el problema: Suenan lógicas porque se basan en la lógica humana (con todas sus limitaciones), y no se basan en la FE.

Profundizando (Solo para atrevidos)

  1. La Biblia NO enseña nada acerca de “diezmar el tiempo” – El diezmo bíblico siempre requiere algún tipo de intercambio valioso (a menudo el grano o el ganado que es valor ) – no el tiempo.
  2. REALMENTE, Dios quiere 100%, no solo el 10% – Romanos 12: 1, nos desafía a entregar nuestros cuerpos a Dios como un sacrificio vivo; eso quiere decir TODO lo que somos. Si justificamos diezmar el tiempo, Él no quiere solo 4 horas a la semana (10% de 40 horas); Él quiere las 168 horas a la semana. El peligro de pensar que con mi tiempo puedo diezmar, es pensar con presunción: “Bueno, ya le he dado a Dios su parte. El resto del tiempo me pertenece.” Equivocada manera de pensar.

En este punto, usted puede estar pensando, “¿No podría la gente cometer el mismo error al diezmar dinero?”… La respuesta es: Sí, sí podrían. Pero igualmente estarían equivocados. ¿Por qué? Porque si vamos a lo literal, Dios quiere el 100% de nuestro dinero, tal y como Él quiere el 100% de nuestro tiempo.

La actitud apropiada sobre el diezmo no es para darse palmaditas en la espalda y auto excusarse, pensando que ha “pagado a Dios lo que le debe”. Mala interpretación, mala teología.

El pensamiento correcto es: “Todo le pertenece a Dios. ¿Cuánto quiere Él que yo guarde? ¿90%, 80%, 50%?

  1. Al no ser un principio, “diezmar el tiempo” conducirá a descuidar la honra a Dios, y les llevará a mala mayordomía – ¿Por qué realmente quieren “diezmar el tiempo”? ¿Por qué no pueden entender de una vez el principio de diezmar del dinero?… Porque no lo han probado, a causa de que no han madurado en la FE.

DE ACUERDO: Muchas personas tienen dificultades financieras legítimas. Dios también entiende eso. Pero si no presupuestan, no hacen ningún esfuerzo por pagar la deuda y continúan gastando dinero que no tienen, no deben permitir que la excusa de “diezmar el tiempo” perpetúe o justifique su mala administración del dinero. Simple, seguirán en lo mismo…

El principio tiene frutos, el no cumplirlo no genera bendiciones, por eso quien no lo cumple, seguirá arrastrando los pies en sus finanzas.

  1. El diezmo real le permite a Dios cambiar su corazón – De algún modo, todos somos naturalmente egoísta. Trabajamos para nuestro dinero y nos gusta mantenerlo. Pero cuando aprendemos a abrir el puño, Dios irá cambiando lentamente nuestro corazón para hacernos menos egoísta y más dadores, sembradores, edificadores, servidores.

Si espera por una confirmación antes de abrir su billetera y diezmar, probablemente no abrirá esa cartera. La manera de Dios cambiar su corazón es cuando usted diezma, aún cuando no tenga ganas de hacerlo, algo comenzará a ocurrir el lo espiritual a causa de la obediencia… comenzando por ablandar los corazones de piedra.

Tienes formas limitadas para que Dios te bendiga – En Malaquías 3:10 Dios te hace este reto:Traigan todo los diezmos al almacén, para que haya comida en mi casa. Pruébame en esto – dice el Señor Todopoderoso- , y mira si no voy a abrir las compuertas del cielo y derramaré tanta bendición que no habrá espacio suficiente para guardarla. .

TE DESAFIAMOS – Pregunta a tu alrededor, y te sorprenderás la cantidad de personas que pensaban igual acerca del diezmo, y daban las excusas que describimos en este escrito, incluyendo otras muy creativas, pero DECIDIERON creer y probar el principio y poner en practica Malaquías 3:10. Te sorprenderás aún más al escuchar los testimonios de cuando ellos decidieron ser fieles a Dios, incluso durante tiempos difíciles, y como resultado, recibieron todas las bendiciones que tienen para contar. Si ellos no hubieran estado diezmando, podrían haber perdido esas bendiciones. Algunas, de las tantas, son:

  • Ascenso o promoción de trabajo.
  • Un amigo que les ayudó a reparar algo.
  • Un bono de trabajo no esperado.
  • Un reembolso de seguro inesperado.
  • Dinero de alguien anónimo, obedeciendo la voz de Dios.
  • Contratos o aprobaciones que en el pasado no se lograron.

Entonces, la pregunta no es ¿Cuántas bendiciones voy a recibir si diezmo?, la pregunta correcta es: ¿Cuántas bendiciones he perdido por no haberlo hecho? …

En conclusión, Dios seguirá siendo DIOS, diezmemos o no; pero nosotros no seremos igual a causa de la obediencia y de las bendiciones inherentes que recibiremos.

Algunas personas tienen dificultades financieras legítimas que limitan gravemente la cantidad de dinero que son capaces de dar a la obra de Dios. Dios entiende sus luchas. Sin embargo, incluso en estos casos, el “diezmo del tiempo” no es bíblicamente legítimo. El tiempo es una ofrenda de servicio, no entrega por obediencia.

– Edición y adaptación CCGG.

PULSE AQUI para  PRINCIPIOS DEL DIEZMO  

share

Recommended Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *